Cinco tips para introducir alimentos sólidos en la dieta de tu bebé

Prepara el escenario para una vida con buena nutrición, al hacer que la
transición de tu bebé a alimentos sólidos sea suave y saludable.
Tienes la cuchara en una mano y la cámara fotográfica en la otra: ¡estás lista
para darle el primer alimento sólido a tu bebé! Es un momento emocionante,
pero también puede ser un poco estresante para los papás. ¿Tu bebé se
emocionará con el avioncito? ¿Será el momento correcto para que pruebe la
comida sólida? ¿Es seguro?
¡Respira profundo y listo! La Dra. Mafalda Hurtado, Directora Médica en
Abbott, comparte cinco consejos para introducir los alimentos sólidos y llevar
a tu bebé en la dirección correcta, para una buena nutrición a lo largo de su
vida.


1.- Alrededor de los 6 meses introduce alimentos sólidos
La decisión de transitar hacia los alimentos sólidos se resume en dos cosas:
seguridad y nutrición. Alrededor de los seis meses de edad, los bebés suelen
desarrollar la capacidad de colocar su labio superior alrededor de una
cuchara y llevar los alimentos a la parte posterior de la boca. A esta edad,
comienzan a sentarse y sostener su cabeza, que es necesario para mantener
su seguridad y evitar que se ahoguen.
Sin embargo, como el desarrollo de cada niño puede variar, es importante
que cuando tenga alrededor de seis meses, te fijes en las señales de que tu
bebé está preparado para comer alimentos sólidos. Pregúntate:
¿Mi bebé se puede sentar y mantener su cabeza erguida por sí mismo?
¿Mi bebé tiene el peso correcto?
¿Mi bebé se interesa en ver como los otros comen?
¿Mi bebé tiene control de su lengua y posee la habilidad de tragar?

Mientras el tiempo exacto para introducir alimentos sólidos dependerá del
desarrollo individual de cada bebé, la Academia Mexicana de Pediatría
recomienda la lactancia materna exclusiva 1 dentro de los primeros seis meses
de vida.


2.- Comienza lento y sencillo
Los primeros alimentos sólidos para tu bebé pueden incluir purés diluidos de
cereales, enriquecidos con hierro, o de vegetales y fruta, explica la Dra.
Hurtado. Primero, mezcla una cucharita de cereal con 4 ó 5 cucharitas de
leche materna o en su caso de fórmula. Comienza con alimentos sólidos una
vez al día y aumenta a dos o tres veces al día, cuando ambos se sientan
cómodos.
De acuerdo con una revisión de evidencia 2 publicada en Nutrients, permitir
que tu hijo se alimente por sí mismo a temprana edad, puede fomentar
mejores patrones de alimentación y conducir a un peso corporal más
saludable. Comienza con porciones pequeñas -tal vez una o dos cucharadas al
principio- después, poco a poco incrementa las porciones hasta alcanzar
alrededor de un cuarto de taza.
3.- Alimentación a petición
“Una de las partes importantes de enseñar a tu bebé sobre cómo comer es
seguir la regla de oferta y demanda”, indica la Dra. Hurtado. “Los bebés y los
niños tienen un sentido innato de cuanto necesitan comer. Deja que tu bebé
sea tu guía”.
De manera similar, recuerda que durante la transición a comida sólida -que
puede tardar alrededor de seis meses o más- es muy importante continuar
alimentándolo regularmente con leche materna o en su caso fórmula.
Después de todo, durante el comienzo de esta transición, 50% o incluso un
porcentaje más alto de la nutrición de tu bebé proviene de la leche materna.
4.- Mezcla el menú con alimentos saludables
Es fácil caer en la rutina cuando introduces comida sólida. Recuerda que los
alimentos que le das ahora a tu bebé pueden preparar el escenario para los
alimentos que comerán por el resto de sus vidas, añade la Dra. Mafalda.

“Tienes una pequeña ventana de oportunidad para enseñar a tu bebé a que
ame la comida saludable. No la desperdicies”.
Y, cuando comiences a variar el menú, es mejor que no elijas comida alta en
grasa, azúcar o sal. Esto puede incrementar que los niños la prefieran,
teniendo un impacto negativo en sus hábitos alimenticios en el futuro.
5.- Introduce alimentos potencialmente alergénicos de manera gradual
Muchos padres se preocupan en cómo introducir alimentos que pueden
provocar una reacción alérgica en su bebé, así que evitan darles huevo,
nueces o mariscos. Pero, en el futuro estos formarán parte de una dieta
balanceada. La Academia Mexicana de Pediatría recomienda que, en una
edad temprana, los papás presenten a sus bebés alimentos alergénicos, ya
que esto podría prevenir el desarrollo de alergias alimentarias específicas.
Cuando comiences a introducir el top 8 de los alimentos alergénicos (leche,
huevo, trigo, soya, pescado, mariscos, nueces y cacahuates) en la dieta de tu
bebé, la Dra. Mafalda recomienda que entre cada uno de ellos des un espacio
de una semana o más. Si identificas algún síntoma de alergia alimentaria
como tos, hinchazón o salpullido, llama al pediatra inmediatamente. Juntos
podrán determinar si existe una alergia.
Introducir los alimentos adecuados de manera temprana puede brindar a tu
bebé una vida de buena nutrición y salud. Pero tómalo con calma, no tengas
miedo de experimentar con los alimentos, y lo más importante, disfruta este
momento clave en el desarrollo y crecimiento de tu bebé.
1 Academia Mexicana de Pediatría
http://www.academiamexicanadepediatria.com.mx/index.php/programas/stc-metro/lactancia-materna
2 Nutrients https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3509508/

Author: Paola

Soy Paola Acuña, escribir acerca de mi maternidad se ha convertido en mi pasión. Me permite acercarme a otras madres y acompañarnos en este hermoso camino que sí bien no es fácil ha sido único. Soy madre de Alondra que actualmente tiene 21 meses de edad, ella ha logrado una transformación increíble en mi vida, ser su mamá es un privilegio pues de ella he aprendido mucho. Hemos crecido, llorado, jugado y aprendido juntas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *