¿Quién está detrás del teclado?

Que gusto que entraste a leer quién soy, me entusiasma saber que me lees y que hoy quisiste saber un poco más de quién está atrás del teclado…

Me volví loca cuando me convertí en madre, loca de amor. Es que la maternidad cambio mi vida, revolucionó mi alma y corazón. Soy de esas mujeres y madres que ríen, lloran, se quejan y aman,  ama mucho. Soy una irreverente, me gusta reírme de las cosas simples de la vida y eso incluye mi maternidad, soy muy simple para reír. Trato hacerme la vida ligera y digo “trato” porque suelo ser muy intensa en algunos aspectos de la vida.

No sé todo de la maternidad, me informo. No soy una madre perfecta, vivo un día a la vez y aprendo a lado de Torbellino, me equivoco y rectifico.  En este espacio comparto mis opiniones, lo que he aprendido en práctica y teoría pero eso no me aleja de cometer mis propios desaciertos. Mi vida es a prueba y error.

No me gusta la gente que pretende, ni aquella gente conflictiva o deshonesta (yo creo que a nadie) me gusta la gente auténtica y que disfruta de los pequeños detalles. Me rió fuerte y lloro en silencio. Me gusta viajar y los zapatos. Mi familia es mi mayor tesoro; mi hija, mi esposo, mis padres, hermanas y sobrinos. Me encanta tener muchos amigos, aquellos con los que puedo disfrutar logros y caídas, me alejo de la gente negativa pues con mis propios rollos ya tengo.

14702507_10154351189438301_952799461724371516_n

Amo mi cuerpo y lo que es capaz de hacer pero me quejo de mis rollitos y de la celulitis, me gustaría ser atlética  pero prefiero sentarme a escribir en mi tiempo libre. No soy capaz de hacer ni una sola manualidad de Pinterest, tampoco se coser, ni tejer, me da flojera y opto siempre por leer. Soy excelente cocinera pero tengo rachas en las que quiero huir de la cocina y preferiría pedir una pizza. Me encanta el café pero que no esté muy caliente y no lo tomo si no lleva un kilo de crema en polvo. Vivo haciendo dietas fallidas y termino rendida ante un plato de tacos.

No soporto la violencia, ni a la gente racista o que discrimina, quiero que mi hija aprenda de todos y que conozca la realidad social. No quiero que solo sea una espectadora, sueño con que sea una activista como yo, que no se conforme con un mal gobierno y que no crea todo lo que se dice en las noticias, que se cuestione como yo lo hago, que marche por los derechos de otros o los suyos, que luche por sus causas pero también por las ajenas.

390486_10150428532128301_775595294_n

Me choca el futbol pero me gusta la cerveza que lo acompaña, disfruto del buen cine o lo que para mí es buen cine y eso incluye a los Xmen. Doy todo por un buen teatro en mi ciudad, hay poco pero me encanta como te atrapa y esa sensación al final de adrenalina cuando fue una buen obra. Me gustan los libros y las revistas, compro millones y después no sé cuál empezar, he leído clásicos como los de Kafka hasta las Sombras de Grey pero últimamente me inclino por los de crianza. Puedo ir de Herman Hesse a la revista Cosmopolitan, adoro comprar revistas y pensarás que estoy loca pero solo las hojeo, jamás las leo completas.

Me gusta aprender y cada año estudio algo diferente. Me he llenado de diplomados, he ido desde el Desarrollo Organizacional hasta uno de maquillaje, me gusta aprender cosas nuevas y en el camino he conocido gente maravillosa. Soy comunicóloga por elección, bloguera por convicción y mamá por vocación. Este espacio ha sido mi mejor trabajo en los últimos años.

Hoy cumplo 34 años y soy de esas mujeres que le gusta soplar a las velas, que no se resta edad y que porta sus treinta y tantos con mucho amor. Soy Paola, la loca detrás de este teclado.

 

Author: Paola

Soy Paola Acuña, escribir acerca de mi maternidad se ha convertido en mi pasión. Me permite acercarme a otras madres y acompañarnos en este hermoso camino que sí bien no es fácil ha sido único. Soy madre de Alondra que actualmente tiene 21 meses de edad, ella ha logrado una transformación increíble en mi vida, ser su mamá es un privilegio pues de ella he aprendido mucho. Hemos crecido, llorado, jugado y aprendido juntas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *