Mi hija no es una carga

Si me ves por la calle es muy probable que siempre esté acompañada de mi hija. Me gusta estar con ella, disfruto cada uno de sus chistes, contarle el cuento de la noche, reírnos de cosas sin sentido, que se acurruque cerca de mi para dormir y bueno, lo que no disfruto tanto son los berrinches pero intentamos sobre llevarlos. Fiestas, reuniones, viajes, lo que se presente siempre ella me acompaña. Eventualmente (1 vez al mes, si bien nos va) nos damos una escapada al cine, o una fiesta y una vez  nos animamos a ir un fin de semana solos, la pasamos bien pero he de confesar que solo hablábamos de ella. Aunque procuramos nuestros tiempos de pareja, ella,  por mutuo acuerdo será nuestra prioridad por ahora.

Recién nació la veías a ella colgada a mí en el rebozo, iba y venía con mi pequeña a todos lados. A mí no me molestaba pero siempre ha habido gente a la que  le causa mucho ruido ese tema. Una persona mal intencionada me dijo; “vas a hacer de esa niña una insoportable, no va a saber estar con nadie”, siempre me he caracterizado por ser prudente y a ese tipo de comentarios no respondo o lo hago con una sonrisa, para efectos prácticos me pongo en modo avión. No es que esté cerrada a las opiniones o consejos, pero cuando no son solicitados y vienen con una carga de energía negativa o mala intención, prefiero omitirlos.

Lo que toda esa gente no sabe es que si decido ir con ella a todos lados es porque me gusta, porque sé los beneficios que tiene para ella y sé que los primeros años de vida es cuando ellos generan apego con la madre, por la sencilla razón de que lo NECESITAN.

No sé cuál es el afán de la gente de decir cosas tan absurdas como; “debería ser más independiente” POR FAVOR ¿tenemos pequeños y queremos desprendernos de ellos a los pocos meses o años? Eso pasará más adelante ¿por qué forzar algo que en su edad adulta será inminente?

Respecto a su “independencia”, mi hija ha tenido un desarrollo óptimo y es capaz de hacer muchas cosas pero no confundan con la independencia física o fisiológica con el vínculo emocional hacia sus padres. Tengo más de 30 años y a veces necesito de mi madre para consuelo, compañía, ayuda o lo que sea. ¿Por qué mi hija no habría de necesitarme si tiene poco menos de 3 años? ¿Por qué negarnos la posibilidad de tenerlos cerca, crecer con ellos, olerlos, besarlos y abrazarlos las veces que se nos venga en gana? ¿Suena tan terrible?

Mi respuesta a la gente entrometida es muy simple; para mí, mi hija NO ES UNA CARGA.

13645221_10154053883773301_5677707002375670976_n

Cuando decidí ser madre sabía que mi vida cambiaría y que esa pequeña persona dependía de mí y supe también que los primeros años de vida son clave para ellos. Durante esos primeros años ellos construyen su confianza, seguridad y autoestima, con padres ausentes o que los consideran una carga no quiero imaginar el resultado.

Lamento decepcionar a todos los entrometidos en mi crianza pero forzar la independencia de un niño puede traer más consecuencias emocionales para ellos que el simple hecho que yo haga lo propio, aceptar y vivir mi maternidad como mejor me parezca.

Los niños no necesitan estar más que con su madre, su capacidad de socializar irá evolucionando poco a poco y ellos empezarán a generar lazos afectivos con quién ellos decidan. ¿Por qué debería forzar a mi hija a estar sin mí? ¿Para vivir mi vida como si no fuera madre? ¿Por necesidad de quién?

Así es que, lamento decepcionar a los opinilogos pero mi hija duerme en mi cama, no en la suya. A mi hija le gusta estar conmigo y a mí con ella, no hay nada que me haga más feliz que me prefiera a mí de entre toda la gente. No le pegaré  solo porque alguien no supero sus patrones de violencia y no sabe solucionar de otra forma. Ella irá en mis brazos el tiempo que nosotras decidamos y las veces que ella los pida, son mis brazos y mi espalda. Mi hija irá conmigo a todos lados dónde un pequeño pueda ir o entrar. No se volverá insegura por estar con sus padres, al contrario, a los niños los vuelve inseguros el abandono. Lo que yo hago por mi hija  no es para que lo agradezca, lo hago porque me nace, mi instinto y mi amor así me lo dicta. No subestimes la edad de un niño, ellos todo lo ven y van acumulando emociones y sensaciones, que mi hija tenga 2 años no implica que sea tonta y no sé de cuenta de nada. Quiero que mi hija sepa que en cada momento importante y  aunque yo ya no esté, mamá SIEMPRE la acompañará,¿ hay algo de malo en eso?

Confieso que estoy cansada de los juicios desinformados y mal intencionados, solo para concluir; si no me ayudas a cargarla, alimentarla, bañarla, consolarla, acompañarla y no vives en mi casa sería mejor no opinar.

Cierro con una pregunta a los opinologos;  si a mí no me molesta, ¿por qué debería incomodarle a alguien más?  

 

Author: Paola

Soy Paola Acuña, escribir acerca de mi maternidad se ha convertido en mi pasión. Me permite acercarme a otras madres y acompañarnos en este hermoso camino que sí bien no es fácil ha sido único. Soy madre de Alondra que actualmente tiene 21 meses de edad, ella ha logrado una transformación increíble en mi vida, ser su mamá es un privilegio pues de ella he aprendido mucho. Hemos crecido, llorado, jugado y aprendido juntas.

Share This Post On

6 Comments

  1. Admiro mucho tu forma de criar a tu hija, nadie podria describir mejor mi sentir que tu, en tus articulos. Debo confesar que amo cada una de las cosas que pones, y cuando algo anda mal con mi pequeño de un año 3 meses vengo aqui a buscar algo que pueda ayudarme, soy 100% intolerante a criar con golpes y gritos, y al ser mamá de dos bebes el mayor de un año 3 meses y la menor de 4 meses (muy seguidos, es una locura!) pero se que debo esforzarme para atenderlos con el amor y paciencia que merecen ! Amo este espacio y este artículo expresa mi sentir en estos momentos😊 Excelente trabajo!

    Post a Reply
    • Muchísimas GRACIAS, me encanta que cada vez son más las que suman y se comprometen con la crianza respetuosa. Estoy segura que es el mejor camino para nuestros pequeños. Un abrazo 🙂

      Post a Reply
  2. Que rollo con la gente! No confundamos fomentar la auotnomía con restringir el amor. Los niños necesitan que les ayudemos y enseñemos a hacer las cosas por ellos mismos, para eso necesitamos adaptar la casa y proveerles de las herramientas necesarias como banquitos y cosas a su altura. La independencia social se alcanza justamente con lo que a ti te critican. Fuerza Pao! Cada vez somos más los que defendemos la infancia respetada

    Post a Reply
    • Gracias Karla y sí que se convierte en un tema, a la gente le cuesta mucho ver que ahora hay más herramientas para criar mejor. Abrazos 🙂

      Post a Reply
  3. Hola me encanta tu pagina, sabes este articulo en particular me movió mucho, yo soy mamá trabajadora y dejo a mi nena en guardería, desde que tenia 3 meses, y en ocasiones me siento tan culpable porque siento que no estoy con ella el tiempo suficiente, ya que la dejo en la guarde de 8:30 a 4:30, es por ello que cuando estoy con ella la pongo por encima de todo y procuro que siempre este conmigo, si tengo que ir al super o incluso al salón de belleza, me la llevo porque es mi niña con el tiempo nos hemos ido adaptando pero como en tu caso las opiniones llegan, yo pienso que todos debemos de adaptarnos a nuestros recursos y medios, pero mientras busquemos el mismo fin que es procurar el bienestar emocional de nuestros pequeños, lo estaremos haciendo bien.

    Post a Reply
  4. Gracias por compartir!! A veces me entran dudas al escuchar tantos “consejos” pero cuando leo blogs como el tuyo me vuelve la seguridad para criar con apego :)))) mil gracias!!!

    Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. El nuevo mal de muchos; NIÑOFOBIA | Mi Vida de Madre - […] Te interesa: Mi hija no es una carga […]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *