Más vale una nalgada a tiempo

¿De verdad le has dado solo una nalgada? En el sentido estricto  de  “una nalgada a tiempo” ¡Cuéntalas!

Bueno, pues una sola nalgada sí daña a los niños; pero seamos honestas no es una sola, en toda su vida, son varias, quizá no diario pero si sumamos esa supuesta “única nalgada” y somos francos, notaremos que es más común de lo que creemos. Hagamos memoria; no quiso recoger los juguetes, contesto mal, aventó la comida, hizo berrinche, no se deja cambiar, no se mete a bañar. Uf, son cosas que nos hacen perder la paciencia, sumé unas 6. Estamos hablando de golpes, de violencia. No nos engañemos.

Nuestro órgano más grande es la piel, es la que nos pone en contacto con el mundo, con sensaciones y emociones, ¿Te imaginas? Si visualizamos la importancia de este órgano a nivel emocional y lo relacionamos a los golpes, podemos concluir que sí hay un daño en su salud mental. Hoy en día las neurociencias nos hablan del impacto a nivel neuronal que ocasionan los golpes, que no veas a simple vista el daño, no significa que no lo hay.

Acá una lámina que ejemplifica la diferencia a nivel cerebral; 

Algunos no solo optan por la nalgada, sus medidas para disciplinar incluyen; ignorar, ofender, amenazar, pellizcar, cachetear, empujar, jalonear o amenazar con objetos. Todo lo anterior, es violencia.

El IPN realizo esta escala para visualizar todo tipo de maltrato que se encuentran en la vida cotidiana, lo enfoco a la violencia de género, los niños igual son personas con derechos y vale la pena que conozcas el violentometro del IPN.

Lo puedes checar aquí.  Las manifestaciones de violencia que se muestran en este material no son necesariamente consecutivas, sino que pueden ser experimentadas de manera intercalada. Sin embargo, en este se simula una escala de violencia gradual, en donde se inicia señalando las manifestaciones más sutiles, posteriormente las más evidentes y, en el último rubro, las manifestaciones más extremas.

Existe una brecha en temas jurídicos muy grande que afortunadamente ya se puso sobre la mesa en México hace algunos meses. Es de vital importancia reconocer que la violencia no puede ser considerada como un recurso para educar y peor aún, algunos argumentan que; “una nalgada no es maltrato, no los vamos a matar” sin tomar en consideración que cualquier tipo de golpe es maltrato y violencia.

Y si en vez de dar una nalgada a tiempo, ¿vamos a terapia a tiempo? ¿Sanamos nuestras propias heridas y a la niña que fuimos? ¿Nos comunicamos a tiempo Y damos contención a tiempo? Podemos ahorrarle a ellos mucho dinero y horas en el psicólogo. El panorama puede ser otro para tu maternidad. 

Aquí puedes leer las demás frases

Una nalgada no es un golpe y no es violencia 

Todos los niños son diferentes y algunos necesitan de una nalgada 

Cada quién educa cómo puede 

Ya no se puede disciplinar, ahora te denuncian en derechos humanos 

Author: Paola

Soy Paola Acuña, escribir acerca de mi maternidad se ha convertido en mi pasión. Me permite acercarme a otras madres y acompañarnos en este hermoso camino que sí bien no es fácil ha sido único. Soy madre de Alondra que actualmente tiene 21 meses de edad, ella ha logrado una transformación increíble en mi vida, ser su mamá es un privilegio pues de ella he aprendido mucho. Hemos crecido, llorado, jugado y aprendido juntas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *