De influencers a influencers

El término influencer se ha satanizado al punto que se ve de forma negativa o hasta peyorativa. Todos absolutamente todos, tenemos cierto nivel de influencia en los que nos rodean, tengas o no un canal para comunicarlo. No es malo influir siempre y cuando sea para un beneficio en común y/o por la sociedad. Lo realmente malo es señalar o etiquetar a otros desde la superioridad moral y no se trata de eso. 

Sí, sí existen influencers que aportan o no, eso me queda claro. Antes veíamos la televisión y ese era el medio por el cual dejábamos influir nuestra opinión o decision de compra. ¿Bueno o malo el contenido de hace años? No sé, tengo mis dudas, lo que sí creo es que, quien siempre decide es el espectador y bastaba con apagarle o cambiarle. ¿Hay contenido vacío o basura en las redes? Sí y mucho, igual creo qué hay contenido que entretiene, educa o informa y si lo que ves, no entra en ninguno de estos, pues valdría la pena reconsiderar nuestros follows. ¡claro! Es mi opinión y no es absoluta. 

Hace más de 6 años que inicié en este mundo de la RRSS no me imaginé que llegarían marcas para colaborar. Se volvió una forma de emprender. Elegir con quien sí y con quien no colaborar siempre es bajo criterio de cada persona, en mi caso he colaborado con marcas que consumo y con otras que apenas estoy conociendo pero me parecen atractivas, quizá algunas seguidoras las conozcan y otras no y poder mostrarlas abre la posibilidad de que sea útil para alguien, siempre y cuando esta no genere un daño y no ponga en juego mi congruencia. Por ejemplo, si hablara de vida sana y te vendiera procesados, definitivamente nadie lo creería. ¿Podría recomendar sleep coach? Jamás, o ¿recomendar una cuenta que promueve el maltrato? Tampoco. De eso se trata, de que sepas elegir qué. 

Ayer un grupo de influencers y celebridades salieron a hablar de un partido político en plena veda. ¿Cuál fue el error? Que lo que hicieron fue un delito, que se les pagó del presupuesto de campaña que sale de nuestros impuestos, no era una marca que paga de sus propios recursos un presupuesto de campaña. Eso fue lo grave y lo que puso en duda su integridad moral y ética ¿De qué son capaces?

Con lo ocurrido ayer no se trata de hacer leña del árbol caído, no se trata de que otras cuentas nos demos baños de pureza, se trata de que todos, tanto seguidores como creadores REALES de contenido, seamos más conscientes de con quién colaboramos, de guiarnos con ética y de hacer bien las cosas. Que los seguidores den su atención a gente que realmente aporta. No se trata de salir y decir que yo soy mejor que otros por equis o ye o que no me considero influencer, porque sería hipocresía, la mayoría de los creadores de contenido tenemos la intención de dar un mensaje y de influir de manera positiva en la gente. 

Lo de ayer es una muestra de que necesitamos congruencia tanto creadores como seguidores. No se trata únicamente de un linchamiento mediático hacia un grupo en específico, sino de una oportunidad para limpiar nuestros follows (eso ya es un gran paso) y de ser más conscientes de cuál es el contenido que necesitamos para accionar de forma coherente y con valores. Se trata de corresponsabilidad, ¿quién le dio peso a las palabras de ese grupo de influencers? No solo se trata de que ellos aceptaron vilmente un pago, se trata también de por que los eligieron a ellos y es porque tienen el follow y nuestra atención.

En un mundo donde las redes hacen visible todo, tenemos ahora la oportunidad de elegir con mayor libertad de qué nos nutrimos, qué queremos para esos ratos de scrolling. Antes cambiábamos de canal y las opciones seguían siendo limitadas, ahora hay millones y podemos elegir, nuestro follow hoy más que nunca tiene mucho poder, basta con usarlo sabiamente. 

Author: Paola

Soy Paola Acuña, escribir acerca de mi maternidad se ha convertido en mi pasión. Me permite acercarme a otras madres y acompañarnos en este hermoso camino que sí bien no es fácil ha sido único. Soy madre de Alondra que actualmente tiene 21 meses de edad, ella ha logrado una transformación increíble en mi vida, ser su mamá es un privilegio pues de ella he aprendido mucho. Hemos crecido, llorado, jugado y aprendido juntas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *