Crónica del COVID 19 para mis hijas.

Mis pequeñas niñas, decidí contarles lo que estamos viviendo, quiero que quede aquí para algún día leerlo y recordar que fuimos parte de algo sin precedente.

Es abril del 2020, hace unos meses se descubrió un virus llamado COVID 19, ha infectado a miles de personas en el mundo (1,924,878 al 14 de abril) , algunas han perdido la vida (119, 818 al 14 de abril). La OMS declaró pandemia mundial el 11 de marzo. Nos pidieron aislamiento, estamos en casa, hoy es el día 32 de nuestro confinamiento. Se canceló la escuela, dicen que quizá este ciclo no vuelvan, están tomando algunas clases online y hacemos más actividades escolares en casa que las habituales.

En el súper ha habido un poco de desabasto; huevo, papel de baño, pastas, pan de caja, es lo que me toco ver qué faltaba en los estantes, de algunos productos limitaron la compra para que alcance para todos. En algunas tiendas solo dejan entrar a una sola persona, han pintado lineas en el piso para guardar distancia. En la calle la mayoría usa cubrebocas. Los parques están cerrados, las plazas, los cines y una infinidad de lugares que  se consideraron no esenciales. Algunas personas dejaron de trabajar, se han perdido muchos empleos, otros hacen trabajo en casa y muchos  siguen trabajando y arriesgándose cada día para llevar alimento a casa. Tenemos la fortuna de estar en casa. Algo que agradecer.

Papá y mamá han tenido miedo, por la salud y  la economía, el confinamiento lo estamos viendo como una oportunidad para pasarla entre familia, aunque extrañamos ir con los abuelos, con sus tías y a la familia de CDMX, no sabemos cuándo podremos abrazarlos.

Se cancelaron las olimpiadas, es un hecho histórico, solo durante la guerra ha pasado, la pandemia ha cancelado temporadas completas de algunos deportes. También conciertos, teatros, bodas, giras, festivales y cualquier evento que implica mucha gente se ha cancelado o postergado. Las iglesias están cerradas, pasamos Semana Santa y en las playas hay elementos del ejército. El Papa ha transmitido misas online desde el Vaticano.

Nuestro sistema de salud siempre ha sido ineficiente y con la pandemia se teme que colapse. Los médicos tienen pocos insumos para atender los casos y han recibido agresiones y discriminacion por ignorancia, la gente teme  que porten el virus. Son ellos los que están salvando vidas. Son héroes con bata. 

Ustedes han estado en casa, papá o mamá salen a veces por el súper, Andrea salió a vacunarse y al doctor porque tuvo fiebre y tuvimos miedo pero no fue nada serio. Alondra hasta ahora ha estado en casa sin salir. A veces y cuando no hay gente salimos a la calle a andar en bici o en el carrito eléctrico. Cuando hemos salido desinfectamos los zapatos y nos cambiamos de ropa. Los servicios a domicilio han colapsado un poco. 

Hemos hecho video llamadas con la familia, nos ayuda a estar en contacto con los nuestros y nos ponemos al día, aunque los hemos extrañado mucho. 
Ustedes, mis niñas, han sido pacientes hasta ahora y se han adaptado a la circunstancias, están siendo parte de esta historia, han sido resilientes y juntos estamos aprendiendo mucho. 

Aún no sabemos cuándo volveremos a las calles, cuánto retomaremos nuestra vida, estamos sanos y planeamos seguir así y haremos todo lo posible por mantenernos alejados del virus. Dicen que quizá todos lo vamos a pescar en algún momento, confiamos que antes de que eso pase, encuentren medicina y la vacuna. 

En cuanto pase todo esto, volveré para documentar ese día que al fin abrazamos a nuestra gente. Por lo pronto, ustedes mis niñas, lo están haciendo muy bien. 

Author: Paola

Soy Paola Acuña, escribir acerca de mi maternidad se ha convertido en mi pasión. Me permite acercarme a otras madres y acompañarnos en este hermoso camino que sí bien no es fácil ha sido único. Soy madre de Alondra que actualmente tiene 21 meses de edad, ella ha logrado una transformación increíble en mi vida, ser su mamá es un privilegio pues de ella he aprendido mucho. Hemos crecido, llorado, jugado y aprendido juntas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *