Crianza con apego para principiantes

Antes de iniciar me gustaría aclarar que hablar de estilos de crianza es como abrir un pantone, encontrarás un millón de colores y cada uno con tonalidades distintas, cada quién decide qué color le sienta mejor y es sumamente respetable lo que elijas. Quizá este estilo de crianza no es para ti y tu hijo, y optaste por algo más y es maravilloso. Solo procura que en cualquier tipo de crianza las dos principales metas sean siempre el amor y respeto.

En este espacio siempre hago referencia a los temas de crianza con apego o crianza respetuosa y hoy empiezo por lo más básico; ¿qué es este tipo de crianza?

Por años se ha creído que la palabra “apego” puede ser peligrosa a niveles psicológicos, se considera que generar apegos no es algo sano y que por el contrario, puede traer consecuencias hasta destructivas. Sigmund Freud podría volver a morir si escuchará el termino; crianza con apego. Pero este tipo de apego no va por ahí, tranquilo Freud.

En los años 60s el psicólogo John Bowlby dio a conocer sus estudios relacionados al apego en la infancia y a los pocos años el Dr. Sears dio a conocer el término; “Crianza con apego”.

Cuando me documente concluí que es algo que está en nuestra naturaleza, algo que puede ser de sentido común y que en la mayoría se da de forma natural, pero el adultismo que actualmente vive la sociedad nos hace dudar de nuestras acciones; “déjalo llorar” “se está embracilando mejor déjalo en la cuna”, “deberías dejarlo para que empiece a ser independiente”. Pareciera que la prioridad de unos padres (según la sociedad) cuando ya ha nacido el hijo es retomar su vida al ritmo que tenía, como si nada hubiese pasado y sobre todo sin las “molestias” de los niños. Él llego y que él se adapte a nosotros, esto no va por ahí.

Se exige que el niño sea independiente a temprana edad sin tomar en cuenta que las crías del ser humano son las que nacen más indefensas y necesitadas de su madre (tan simple como que el hombre camina pasando el primer año de vida) La independencia de los niños es un proceso que tomará algunos años(no 2 o 4 más).

Si bien es cierto que los hijos no vienen con manual y que no debemos seguir como receta de cocina todo lo que vemos, es muy importante informarse, pues eso nos permite empoderarnos de nuestra crianza y nuestras decisiones.

¿Pero de qué se trata la teoría del apego?

baby-499976_1920

 Es muy simple, y en resumidas cuentas te explico;

Según los estudios de Bowlby se dice que los niños necesitan generar un lazo de apego con los cuidadores pues de ellos depende su existencia y seguridad emocional en situaciones de estrés o angustia. Es tan simple como responder a sus necesidades y a tu instinto, procurar la cercanía que ellos necesitan con la madre y respetar las necesidades propias de un pequeño; amor, calor, alimento, consuelo, empatía y comprensión.

¿Cuál es el beneficio de la crianza con apego?

Establecer en edades tempranas un apego seguro puede dar como resultado; adultos sanos emocionalmente, empáticos, que construyan relaciones seguras y sean independientes. Sentirse comprendidos y mantener una conducta empática con sus emociones nos conecta a ellos y a su vez sabrán que a lado de mamá (o un cuidador) están seguros.

Dicho en 8 principios;

  1. Preparación para el embarazo, el nacimiento y la paternidad; es importante que los padres cuenten con información confiable sobre el embarazo, las alternativas de nacimiento, y acerca del desarrollo por etapas de los niños.
  2. Alimentación con amor y respeto; la crianza con apego apuesta por la lactancia exclusiva y en algunos casos las madres deciden prologarla considerando que la teta no solo es alimento sino también provee al niño de emociones y conexiones con la madre. Lo ideal es optar por lactancias a libre demanda. Es importante recalcar que este tipo de crianza no excluye a las madres que dan biberón pero siempre recomienda y como bien sabemos que la leche materna es lo mejor.
  3. Respuesta sensible a las necesidades del bebé desde que nace; sintonizar con sus emociones y comprender que de nosotros depende su bienestar y bueno, ellos lo saben. Su madre o cuidador son los que proveerán al niño de la confianza y seguridad que necesita.
  4. Contacto materno el mayor tiempo posible; el mejor lugar para ellos son los brazos de mamá, en ellos puede descubrir el mundo. Portearlo puede ser excelente opción para seguir con las tareas del hogar y atender las necesidades del niño.
  5. Propiciar un sueño seguro físicamente y emocionalmente; el sueño de un niño es un proceso evolutivo, es importante comprender que NO se aprende a dormir. El sueño es todo un tema para los padres, a medida que tu hijo vaya madurando irá regulando sus horas de descanso pero es preciso saber que muy muy probablemente al convertirte en padre no vuelvas a dormir como antes. Algunas optamos por el colecho para fines prácticos o simplemente porque lo disfrutamos. No, no te preocupes un día tu hijo sí se ira de la cama, te lo aseguro.
  6. Propiciar el cuidado del niño de forma cariñosa y constante; atender a sus necesidades a medida de lo posible, haz consciente que no te está tomando la medida y que solo un adulto es capaz de alimentarlo, bañarlo, consolarlo, jugar, etc. En algunos casos los padres trabajan y es esencial que el niño genere otra figura de apego (abuelos, niñera, maestra) que esté dispuesto a proveer de amor al pequeño.
  7. Práctica de la disciplina positiva; a medida que tu hijo vaya creciendo tendrás que echar mano de nuevos recursos. Su cerebro en desarrollo irá descubriendo nuevas cosas y es importante establecer límites razonables, por ejemplo; no puedes regañar a tu hijo si intenta meter un dedito al enchufe pues como padres es nuestra obligación proveer seguridad, pero si en este caso no tomaste medidas necesarias es preciso retirarlo del lugar y hacerle saber que eso puede resultar peligroso y enseguida tapar o bloquear ese enchufe. Hay límites infranqueables como los de seguridad y salud, por ejemplo; es imposible consentir que tu hijo juegue con cuchillos o que se aviente por la venta, que no tome las medicinas para la tos pero es negociable que pantalón ponerse, que fruta comer, si será hora del baño o podemos jugar unos minutos más. El objetivo de esto es establecer empatía con su mundo, ayudarlo a resolver conflictos, enseñarlo a negociar y hacerlo de forma respetuosa, nunca con golpes. (en otra entrada hablaremos de la crianza respetuosa y/o positiva)
  8. Búsqueda del equilibrio entre la vida personal y familiar; criar de esta forma puede sonar agotador, atender las demandas de un pequeñito puede llevarnos la mayor parte del día, pero es válido reconocer que se necesita ayuda, compartir responsabilidades con el padre o alguien más y procurar algunos momentos para descansar o hacer lo que nos guste.

Es muy común recibir comentarios en  los primeros meses o años de vida que nos hacen dudar, nos dicen que se va a embracilar y empezamos a creerlo cuando nuestro hijo pide brazos constantemente pero es muy simple, no hay mejor lugar para un pequeño que los brazos de alguien que lo ama, sentirse querido y protegido es de vital importancia para ellos y para cualquier ser humano.

baby-165067_960_720

La crianza no es una receta de cocina, lo más importante es tomar lo que te sirva, ponerlo a prueba y error pero SIEMPRE con RESPETO  a tu hijo, antes de ignorarlo, dejarlo solo en una habitación oscura sin saber porque está ahí, piensa en cómo te gustaría ser tratado y de la misma forma trata a tus hijos.

Criar con apego implica; abrir tu mente y corazón a tu hijo, sintonizar con él y escuchar tu instinto más primitivo de maternar.

Si te interesa este tema te recomiendo buscar los títulos de Carlos González, Rosa Jové y Álvaro Pallamares y si quieres ir más allá checa esta liga de la teoría de Bowlby.

Author: Paola

Soy Paola Acuña, escribir acerca de mi maternidad se ha convertido en mi pasión. Me permite acercarme a otras madres y acompañarnos en este hermoso camino que sí bien no es fácil ha sido único. Soy madre de Alondra que actualmente tiene 21 meses de edad, ella ha logrado una transformación increíble en mi vida, ser su mamá es un privilegio pues de ella he aprendido mucho. Hemos crecido, llorado, jugado y aprendido juntas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *