Ablactación, una nueva experiencia

Eres madre, ahora que tienes un hijo estás muy entusiasmada y dispuesta a jugar a la comidita, lo esperaste mucho tiempo desde que eras pequeña pero para todo hay tiempos.

La ablactación como se le conoce, es la introducción de alimentos diferentes a la leche en la dieta del niño, se hace de manera paulatina y se inicia en promedio a los 6 meses, tal cual lo recomienda la Organización Mundial de la Salud. Me dirás que antes tu abuelita daba alimentos desde los dos o tres meses y no pasaba nada, pues ya no. Se han hecho infinidad de estudios para determinar que la edad idónea para iniciar con este proceso es la mitad del año de vida (quizá la OMS no consulto a nuestras abuelas) lo ideal es atender a las sugerencias de este tipo de organizaciones y dejar de lado lo de “antes”.

Algunos indicios de que el bebé está listo;

  1. El Niño sostiene su cabeza y tiene mejor control de sus movimientos
  2. Es capaz de sentarse
  3. Cuando su reflejo de extrusión haya desaparecido. La idea es que retenga el alimento en su boca, no que la expulse.
  4. Aumento de apetito

Si ya estamos listos ¿Cómo empezamos?

Existen cuadros con un orden de alimentos para introducir en la dieta de tu hijo poco a poco, puedes guiarte en alguno de ellos (te comparto uno hasta el final). Existen otros esquemas para iniciar con la alimentación complementaria como el famoso Baby Lead Weaning; en este no se lleva un orden establecido e incluye algunos alimentos que en el método tradicional se consideran alérgenos, es una buena opción pues estimula a nuestros hijos y  propicia la autorregulación  pero más adelante hablaremos de este tema.

En mi caso, si empezamos con papillas y seguimos el orden que nos sugirió el doctor. Fuimos cambiando la consistencia de los preparados, en realidad fue rápido pues preparaba los alimentos de mi hija en un procesador así es que no salían completamente molidos,  (si está en tus posibilidades compra uno, sí lo recomiendo). Después olvide el tema de triturar y comía en ocasiones trozos completos. Creo que hicimos una mezcla de BLW con el método común.

Lo más importante en el tema de la alimentación complementaria es que consideres que el primer año de vida el principal alimento sigue siendo la leche, ya sea materna o fórmula.

Introducir alimentos es una forma de enseñarles el hábito de comer, no implica que tu hijo va a ingerir grandes cantidades de comida o que ahora esto, será su alimento principal. Esta etapa es para que conozcan nuevos sabores, texturas y olores; es un aprendizaje y se hace de forma paulatina y por ningún motivo deben dejar la leche.

Probablemente te veas tentada a entrar en profunda angustia al ver que tu hijo no come, es normal, sé paciente y experimenta con él la nueva gama de sabores. Es nuevo para él, dale tiempo.

Algunas preguntas que me han hecho vía inbox acerca del tema:

baby-84686_960_720

Mi hijo de un año no come.

Al año la gran mayoría de los niños disminuyen su consumo, es normal. El primer año de vida el cuerpo de tu hijo se desarrolla de forma rápida e impresionante, llegando al año este crecimiento se vuelve un poco más lento y no hay que alarmarse, esto también es normal. Es una situación transitoria te garantizo que tu hijo empezará a comer más. Los niños usan la autorregulación en el tema de los alimentos, insistir en que coma y obligarlo puede generar una mala relación con hábitos alimenticios. Mi pequeña de 2.5 años come como campeona, pero también atravesó un periodo similar, no murió de hambre.

Mi hijo no come verduras.

Mucha gente tenemos inclinación por los sabores más dulces y en el caso de algunos niños es igual. Para que tu hijo coma verduras, debes comerlas tú también, ¿Las incluyes en tu menú? O ¿solo se las das a él? Recuerda que el ejemplo pesa mucho y sí él, ve que tú las comes y las disfrutas adquirirá el mismo hábito. Si lo obligas, olvídate de que algún día las coma.

Temas escatológicos

La consistencia de sus popos serán diferentes e incluso el olor cambiará, olvídate de esos pañales que no olían tan feo. Bienvenida a la parte trágica de la ablactación. Es probable que algunos alimentos como la papa y leguminosas distiendan su intestino y sienta incomodidad. Considera también que si come plátano encontrarás una especie de hilos negros, es normal no tienes que correr al pediatra.

Se enfermo y no come

Es común que esto pase, incluso a los adultos nos pasa. ¿Quién con un dolor terrible de cabeza, fiebre, vomito o algún padecimiento, tiene deseos de comer?. Es pasajero, dale tiempo a tu hijo de recuperarse y te aseguro que regresará con hambre atrasada.

El tema de la alimentación complementaria puede variar mucho de un médico a otro, de una madre a otra y de tu hijo al mío. Hoy te platico lo que sé al respecto, acerca de mi experiencia y apoyada de un maravilloso libro “Mi niño no me come” del Dr. Carlos González.

Por último toma en cuenta;

“No obligue a comer a su hijo. No le obligues jamás, por ningún método, bajo ninguna circunstancia, por ningún motivo.

 

EDAD ¿QUÉ? ¿CÓMO? ¿CUÁNTO? ¿CUÁNDO?
5-6 meses –          Calabacita

–          Chayote

–          Zanahoria

–          Plátano

–          Manzana

–          Pera

–          Rayado

–          Puré

Las verduras prepara al vapor y después raya o muele.

Inicia con cucharadas y poco a poco aumenta la cantidad.

No pienses que tu hijo debe comerse todo el preparado

Ofrece una vez al día y 3 o 4 días el mismo alimento.

La intención de repetir varios días es saber cómo lo asimila su organismo

6 meses –          Papa

–          Camote

–          Cereales: arroz, avena, maíz

–          Papaya

–          Avena

–          Puré

–          Consistencia suave

Inicia con cucharadas y poco a poco aumenta la cantidad.

No pienses que tu hijo debe comerse todo el preparado

Ofrece una vez al día y 3 o 4 días el mismo alimento
6-7meses –          Frijoles

–          Lentejas

–          Habas

–          Trigo

–          Puré

–          O puedes triturar con el mismo tenedor

Poco a poco ve aumentado la cantidad

Recuerda que las leguminosas son alimentos pesados, observa como los digiere tu hijo, si ves molestias llama al doctor y suspende

Ofrece 1 ó 2 veces al día.
7-12 meses –          Pollo

–          Pavo

–          Ternera

–          Jamón de pavo

–          Tortillas

–          Pan

–          Galletas

–          Puré

–          Triturado

–          Desmenuzado

–          Alrededor de los 9 meses empieza con alimentos picados.

Ofrece cucharaditas y según como veas a tu hijo puedes empezar a ofrecer a libre demanda,  

1 ó 2 veces al día

12 meses –          Dieta familiar

–          Huevo

–          Cítricos

–          Ofrece más alimentos picados

–          A esta edad empiezan a incorporarse a la dieta familiar

Incrementa  pequeñas cantidades que tu hijo pueda ir tolerando Tres comidas e incluir colaciones saludables

 

Author: Paola

Soy Paola Acuña, escribir acerca de mi maternidad se ha convertido en mi pasión. Me permite acercarme a otras madres y acompañarnos en este hermoso camino que sí bien no es fácil ha sido único. Soy madre de Alondra que actualmente tiene 21 meses de edad, ella ha logrado una transformación increíble en mi vida, ser su mamá es un privilegio pues de ella he aprendido mucho. Hemos crecido, llorado, jugado y aprendido juntas.

Share This Post On

Trackbacks/Pingbacks

  1. Aclaraciones de una “paridora” | Mi Vida de Madre - […] Ablactación una nueva experiencia […]
  2. Aclaraciones de una “paridora” | Mi Vida de Madre - […] Ablactación una nueva experiencia […]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *